La Maroma, un gastrobar en Grazalema

Las provincias de Cádiz y Málaga tienen el privilegio de compartir uno de los Parques Naturales más bonitos de España, el Parque Natural de la Sierra de Grazalema. Un escenario único para la práctica del senderismos, con multitud de senderos para todos los gustos y edades, y con una gran oferta de pueblos blancos muy pintorescos, de los que destaca Grazalema.

Además de por la belleza del paisaje, este es un destino ideal para degustar la cocina tradicional típica de la zona, que no os dejará indiferentes.

En nuestra estancia en Grazalema hemos podido comprobar el buen hacer de la cocina autóctona y de las variaciones de la misma en cuanto a nuevas tendencias culinarias, un claro exponente de ello es la recomendación que os traemos hoy:

La Maroma

Siguiendo una recomendación de nuestra anfitriona, en cuanto al alojamiento se refiere, decidimos acercarnos a cenar en este pequeño restaurante. Se trata de un gastrobar cuya peculiar decoración tiene como leitmotif una fiesta tradicional que se celebra por las calles de la población y que implica a todo el pueblo: el toro de cuerda. Esta fiesta se celebra el lunes siguiente a la festividad de la Virgen del Carmen (16 de Julio), y consiste en guiar a un toro con una cuerda o maroma por toda la población, en una lucha de igual a igual entre el toro y los mozos, aunque no exento de riesgo.

Pues bien, la decoración del local responde a esa tradición, las paredes decoradas con una cabeza de toro, fotografías y ornamentos de la fiesta, y enlazándolo todo una maroma que se extiende por todas las paredes del restaurante.

El local dispone de un comedor interior y una terraza que no tardan en llenarse de comensales, que con reserva previa van tomando asiento. Nosotros habíamos reservado en la terraza pero estamos ya a finales de Octubre y apetece más cenar en el interior.

Nos sorprende la buena organización, tanto para la reserva como para la atención en mesa, un servicio que además de eficiente ofrece al cliente un trato muy amable y cordial.

Mientras ojeamos la carta, pedimos la bebida y el camarero nos cuenta cuales son los platos del día fuera de carta. Empezamos por pedir unos vasitos de salmorejo cordobés para abrir boca, y una ensalada grazalemeña con queso de cabra payoya de la tierra. Muy rico y bien presentado. Además nos apetece probar las croquetas caseras de rabo de toro y de jamón… y por qué no una sopa de picadillo para entonar el cuerpo.

Decidimos probar varios platos y compartirlos para hacernos una idea de las distintas opciones que nos ofrece su variada carta y platos del día. Empezamos con los «Nidos de Cuerda», unas cazuelitas con base de patatas paja sobre las que se pone los ingredientes, distintos en cada  caso. Nosotros elegimos la «Maromero de Benaocaz», con lagartito ibérico, huevos de codorniz y mojo picón, y la «Mozo de cuerda de Carcabuey», con pollo crujiente y huevos de codorniz. No sabría con cual quedarme ya que las dos estaban deliciosas.

De entre la variedad de platos del día recomendados decidimos elegir el plato de patatas pulled pork, una fuente con una base de patatas sobre las que se ñade huevo y cerdo a la barbacoa desmigado. Un plato abundante y muy sabroso que personalmente recomiendo si tenéis la suerte de que esté en los platos del día recomendados.

En resumen un restaurante más que recomendable si visitáis Grazalema, a nosotros nos gusto tanto que repetimos.

La Maroma
C/ Santa Clara, s/n
11610 – Grazalema (Cádiz)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *