Adega das Gravatas, cocina tradicional portuguesa de calidad

Quítate la corbata!…

En Lisboa se come bastante bien en líneas generales, pero desde que se ha vuelto tan turística y con una oferta tan grande de restauración, sobre todo en los barrios del centro de la capital, es un poco más difícil acertar, quizás el consejo, como siempre sea huir de los locales pensados para agradar al foráneo y consultar con los locales. Este restaurante del que os hablo hoy es una recomendación de un amigo lisboeta, he estado tentada de no escribir sobre él porque no me gustaría que cambiase nada de la Adega das Gravatas, pero creo que ese el espíritu de este blog,  compartir la información.

Este restaurante se encuentra algo alejado del centro, en Cárnide, en la zona del estadio del Benfica. Bajando en la parada de metro de Carnide cae a tiro de piedra, en taxi es una carrera de unos diez euros desde el centro. Es definitivamente uno de esos sitios a los que no se llega por casualidad, pero cuyas bondades corren de boca en boca. Su clientela son familias, grupos de amigos, parejas…

Abrió por primera vez sus puertas en 1907 y en 1997 cambió a la gerencia actual. Es un local desenfadado, tipo taberna al que no se le puede acusar de tener un ápice de glamour, aquí lo importante es la calidad sobresaliente, un servicio agradable y bastante rápido y unos precios más que correctos para la calidad y abundancia que se ofrece. Si apreciáis esto, este lugar os encantará.

La primera vez que escuché el nombre me pareció curioso, la traducción al castellano es “Bodega de las corbatas”, por ello el que esté decorado con corbatas por doquier parecía casi obligado, estas se supone que han sido regaladas por comensales satisfechos  “que se quitan la corbata” como se podrían quitar el sombrero, a lo largo de los años y ellos las exponen a lo largo de todo el local, colgadas de las vigas y paredes, por aquí y por allá a modo de trofeos. Las hay de todo tipo, con autógrafos, con publicidad. Más de 3500 corbatas expuestas y colgadas en el techo.

En un mostrador a la entrada se expone el género fresco, sin florituras, pescados y carnes, y se puede ver cómo trabaja a todo ritmo la cocina..

Nosotros pedimos para tres,  pargo a la brasa, pulpo a la brasa y naco de lomo, este último a la piedra. Todos los platos fueron servidos con abundante guarnición vegetal de verduras y patatas.

Ninguno decepcionó, el pargo nos lo presentaron antes de cocinarlo, era para tres personas, hecho en su punto, el pulpo, entero, se deshacía en la boca, cómo consiguen que sea tan tierno? Y el Naco de lomo de ternera era pura mantequilla, nunca lo había comido tan bueno.

Estos tres platos para tres personas fueron fabulosos, resultó ser mucha comida que aderezamos con cerveza Sagres y vino verde.  Dicho esto sin embargo os aconsejo que dejéis un hueco para el postre ya que son caseros, como los hacían nuestras abuelas y las raciones son también enormes, el flan, la baba de camello, la sericaia,…cualquiera de ellos espectacular para los amantes del dulce. Como veis nada de cosas gourmet o nombres sofisticados, aquí estamos en el reino de lo tradicional

El coste en torno a los 20-22€ por persona.

Mis consejos: Es recomendable hacer reserva, sino hay que esperar turno. Por otro lado, id con hambre ya que las raciones son grandes. Tiene tres salas, una de las cuales es para fumadores. Aceptan reservas para grupos.

Adega das Gravatas
Tv. Pregoeiro 15, Carnide, 1600-587 Lisboa, Portugal.
Cierra los lunes
Sitio web

Sumario
Fecha:
Artículo:
Adega das Gravatas, cocina tradicional portuguesa de calidad
Puntuación:
41star1star1star1stargray

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*