Postres caseros y ambiente años 70

Postres caseros en Fuengirolapan_chocolateBSi queréis disfrutar de unos postres caseros y comida natural, acompañado de una bebida original, …y estáis en Fuengirola o pasáis por aquí …este es vuestro sitio: SAN CHOCOLATE.
Se trata de una cafetería decorada inspirándose en la “libertad” de los 70, con multitud de objetos de la época mezclándose entre sí: mesas y sillas antiguas sin relación aparente, esquís de antaño, tablas de surf en deshuso, libros de Toulouse Lautrec o Dalí…e infinidad de portadas de discos de vinilo y fotografías colgadas por las paredes.

Nos presentan su carta en una portada de un disco LP de los 70: Steeve Wonder, Boney M, Diana Ross, Kid Creole & the Coconuts…y en ella aparecen platos y ensaladas caseras de un aspecto inmejorable,… pero los postres marcan la diferencia: tartas, bizcopuding de chocolate, milhojas,…o simplemente pan con chocolate (como lo preparaban nuestras abuelas)…sencillamente genial!

pan_chocolate3

Puedes disfrutar también de una variedad de bebidas calientes o frías, zumos y batidos naturales, pero en el caso de los tés fríos, su preparación, presentación y sabor son excepcionales.
pan_chocolate2Además todo esto podrás disfrutarlo rejado en uno de sus sofás o en el patio, pero siempre acompañado de la música que tan importante fue en los 70 y que tan buenos recuerdos trae…ideal para acompañar una buena merienda.

SAN CHOCOLATE
Calle San Pancracio, 6
Fuengirola – Málaga (Spain)

Guardar

Sumario
Fecha:
Artículo:
Postres caseros y ambiente años 70
Puntuación:
41star1star1star1stargray

3 pensamientos sobre “Postres caseros y ambiente años 70

  1. Animada por las recomendaciones de mucha gente, había intentado ir varias veces a este local pero había resultado misión imposible por estar siempre lleno, cosa que ya era buena señal… El otro día por fin conseguí ir con unas amigas a desayunar y la verdad es que la espera mereció la pena con creces. La carta es muy amplia ya que tiene gran variedad de zumos naturales, infusiones, batidos y por supuesto unas tartas caseras que son espectaculares. La comida no la probamos pero desde luego queda pendiente porque tenía una pinta deliciosa. Además de todo esto el sitio es muy acogedor con una decoración muy particular y alejada de las cafeterías convencionales. Un sitio muy muy recomendable para pasar un buen rato y saborear delicias de todo tipo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*